¿Qué es la economía circular y cómo se aplica a la logística?

Conocemos como economía circular a ese modelo que nos permite reutilizar un producto múltiples veces para, de esta manera, alargar su vida útil. Este modelo económico implica la reincorporación de un recurso en el ciclo productivo, incluso después de haber sido considerado como residuo,  otorgándole lo que se conoce como valor añadido.

En el sector logístico, la economía circular se traduce en el aprovechamiento de los productos que tradicionalmente se desechaban para, a partir de ellos, obtener materia prima para la creación de nuevos productos o reincorporarlos al ciclo productivo. Para esto, es fundamental aplicar principios como el reciclaje, la reutilización y la remanufactura

En una empresa cuyo principal objetivo es alcanzar altos niveles de sostenibilidad, la reducción de su huella de carbono se posiciona como un aspecto crucial. En este contexto, la aplicación de la economía circular se vuelve clave. El sistema antiguo de economía lineal, basado en el modelo "usar y desechar", resulta obsoleto frente a la necesidad de minimizar nuestro impacto ambiental. En la actualidad, resulta imperativo comenzar a implementar los cambios necesarios para que la economía circular se consolide como una realidad en las empresas y, de esta manera, generar un impacto positivo en el medio ambiente.

Importancia de la economía circular en la logística

La aplicación de la economía circular en el ámbito logístico reviste una importancia capital debido a su potencial para generar un impacto ambiental positivo. A través de la reutilización de productos, podemos reducir significativamente la generación de residuos, lo que a su vez disminuye considerablemente la huella de carbono de la empresa. Este modelo económico propone la aplicación del reciclaje como una de las vías más eficientes para obtener materia prima, contribuyendo a la conservación de los recursos naturales.

El objetivo primordial de la economía circular es precisamente reducir la explotación de los recursos naturales. Además de su impacto positivo en nuestro ecosistema, este modelo nos permite minimizar la generación de residuos, elementos altamente perjudiciales para el medio ambiente. La importancia de este modelo económico, además de lo ya mencionado, radica en su naturaleza restaurativa. Esto significa que su enfoque principal es la extensión del ciclo de vida de los productos. De esta manera, el producto se mantiene en el ciclo productivo durante un período más prolongado, evitando su conversión en residuo.

Es importante destacar que la economía circular fomenta la colaboración entre empresas. Lo que para una empresa puede ser un residuo, para otra puede convertirse en valiosa materia prima. Este enfoque colaborativo no solo beneficia al medio ambiente, sino que también genera un impacto positivo en las finanzas de las empresas involucradas.

Desafíos y oportunidades para implementar la economía circular

La implementación efectiva del modelo de economía circular en las empresas requiere superar una serie de desafíos significativos. Estos desafíos se presentan desde la etapa de diseño de los productos, ya que la mayoría de ellos son concebidos bajo un modelo lineal de "usar y desechar". Es necesario un cambio de paradigma en el diseño, creando productos pensados para el reciclaje y la reutilización desde su concepción. Este nuevo enfoque fomentará la innovación y abrirá las puertas hacia una logística sostenible.

Una vez optimizada la cadena de suministro, el siguiente paso consiste en implementar una gestión eficiente de los residuos, buscando siempre el máximo aprovechamiento de los recursos. Un sistema ampliamente utilizado para este fin es el de las "7R": rediseñar, reducir, reutilizar, reparar, renovar, recuperar y reciclar. La aplicación de estas estrategias no solo optimiza la gestión de recursos, sino que también contribuye a la reducción de las emisiones de carbono de la empresa, consolidando los beneficios de este modelo económico.

La economía circular se presenta como una ventana de oportunidades para las empresas. Una de ellas reside en la posibilidad de establecer alianzas estratégicas con entidades gubernamentales. La adopción de este modelo económico facilita la creación de redes de colaboración y la implementación de políticas y estrategias conjuntas entre las empresas y el sector público.

Asimismo, la economía circular impulsa la generación de empleo en áreas como el reciclaje y la gestión de residuos, impactando positivamente en la economía local.

Tecnologías y herramientas para medir y reducir la huella de carbono

Para la medición y reducción efectiva de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), se vuelve indispensable la utilización de herramientas específicas. En este sentido, las tecnologías sostenibles juegan un papel fundamental, facilitando la obtención de los resultados deseados en materia de gestión de emisiones. Estas herramientas no solo permiten medir las emisiones, sino que también posibilitan su monitoreo constante, lo que resulta esencial para la elaboración de planes de acción más efectivos.

En la actualidad, contamos con una amplia gama de software de medición de huella de carbono, herramientas diseñadas para simplificar la gestión y organización de las emisiones. Estos softwares, desarrollados bajo el concepto de Software como Servicio (SaaS), permiten una cuantificación precisa de los GEI emitidos por la empresa, ofreciendo un ahorro significativo en costes y brindando acceso a soporte y actualizaciones en tiempo real.

En Manglai, somos expertos en el cálculo y gestión de la huella de carbono bajo los estándares del Protocolo GHG e ISO 14064. Nuestra plataforma ofrece un conjunto de funcionalidades diseñadas para facilitar este proceso:

  • Cálculo de emisiones en tiempo real para los alcances 1, 2 y 3.
  • Análisis y clasificación automática de facturas mediante IA.
  • Sistema de recomendaciones y alertas personalizadas.
  • Análisis de impacto y dashboards interactivos.
  • Integraciones con plataformas ERP, gestión de flota, etc.

Estrategias para integrar la economía circular en la logística

Tradicionalmente, los productos seguían un proceso logístico lineal que culminaba con su desecho por parte del cliente final. Sin embargo, la economía circular propone un cambio de paradigma hacia una logística inversa. En este nuevo modelo, el producto, una vez que ha cumplido su ciclo de vida útil para el consumidor, es reincorporado a la cadena de suministro de la empresa para su reutilización, reciclaje o remanufactura.

Un ejemplo claro de este modelo lo encontramos en los productos retornables, como las botellas de vidrio. Estas, una vez utilizadas, son devueltas a la empresa, donde pasan por un proceso de limpieza y renovación para ser nuevamente introducidas en el mercado.

La implementación de una logística inversa eficiente requiere de estrategias específicas:

  • Transporte eficiente: Optimizar las rutas y medios de transporte para minimizar el impacto ambiental y garantizar que los productos lleguen en buen estado para su reutilización.
  • Embalaje sostenible: Utilizar materiales biodegradables o fácilmente reciclables para minimizar la generación de residuos.
  • Gestión de inventario sostenible: Implementar sistemas de gestión de inventario que minimicen las pérdidas y faciliten la trazabilidad de los productos.

En Manglai, ofrecemos herramientas que pueden ayudarte a integrar la economía circular en tu logística:

  • Definición de escenarios de descarbonización personalizados.
  • Planes de reducción de emisiones mediante IA.
  • Gestión de proyectos y tareas para el seguimiento de tus iniciativas de economía circular.
  • Acceso a una red de partners de descarbonización.

Conclusiones

La implementación de la economía circular en las empresas conlleva un impacto ambiental positivo innegable, además de una serie de beneficios económicos y sociales. Las medidas "eco-friendly" son diversas y adaptables a las necesidades de cada empresa.

Es fundamental comprender que la aplicación de una logística sostenible se enmarca dentro de la responsabilidad empresarial, convirtiéndose en un tema de vital importancia en la actualidad. Los beneficios que este modelo económico aporta no se limitan al ámbito empresarial, sino que se extienden al medio ambiente y a la sociedad en general. La creación de productos y servicios pensados para su reutilización contribuye a la construcción de una conciencia verde en la población, impulsando un futuro más sostenible.