El impacto medioambiental: un desafío empresarial

La creciente consciencia sobre el impacto de la actividad humana en el medio ambiente ha impulsado la búsqueda de soluciones para mitigar los daños. En este contexto, el cálculo y la reducción de la huella de carbono se han convertido en objetivos clave para las empresas comprometidas con la sostenibilidad.

Esta toma de consciencia se traduce en objetivos concretos. La Unión Europea se ha fijado la meta de alcanzar la neutralidad climática para el año 2050, lo que implica reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en un 95% respecto a los niveles de 1990. Este ambicioso objetivo requiere un esfuerzo conjunto y escalonado, con una primera  reducción del 40% en las emisiones de GEI para el año 2030.

La importancia de la medición y certificación de la huella de carbono

En este escenario, la medición de la huella de carbono se posiciona como un paso crucial para que las empresas comprendan su impacto ambiental y puedan implementar estrategias efectivas de reducción de emisiones.

Pero no se trata solo de medir, sino también de certificar. La certificación de la huella de carbono, realizada por un agente independiente y acreditado, aporta una capa adicional de confianza y credibilidad a los esfuerzos de sostenibilidad de una empresa.

Beneficios de la certificación de la huella de carbono

Obtener la certificación de la huella de carbono no solo demuestra el compromiso de una empresa con el medio ambiente, sino que también aporta una serie de beneficios tangibles:

  • Mejora la imagen corporativa: En un mercado cada vez más concienciado, contar con una certificación de huella de carbono se traduce en una ventaja competitiva, atrayendo a clientes e inversores que valoran la sostenibilidad.
  • Reduce riesgos: Permite identificar y gestionar los riesgos asociados a las emisiones de GEI, anticipándose a futuras regulaciones y evitando posibles sanciones.
  • Fomenta la innovación: Impulsa la búsqueda de soluciones innovadoras y más eficientes para reducir el impacto ambiental de la empresa, lo que puede traducirse en ahorros económicos y nuevas oportunidades de negocio.
  • Acceso a nuevas oportunidades:  Facilita el acceso a subvenciones, licitaciones y mercados internacionales donde la sostenibilidad es un requisito indispensable.

¿Qué es la certificación de huella de carbono y por qué es importante?

La certificación de la huella de carbono es un proceso mediante el cual un organismo independiente y acreditado verifica la información proporcionada por una empresa sobre sus emisiones de GEI. Este proceso garantiza la fiabilidad y transparencia de los datos, asegurando que la empresa cumple con los estándares internacionales de medición y reporte de emisiones.

La importancia de la certificación radica en la confianza y credibilidad que aporta a la información sobre la huella de carbono de una empresa. Al contar con una certificación, se elimina la subjetividad y se asegura que los datos han sido verificados bajo criterios rigurosos.

Tipos de certificación de huella de carbono

Existen tres tipos principales de certificación de huella de carbono:

1. Certificación de CO2 compensado: Se certifica que la empresa ha compensado sus emisiones de CO2 mediante la inversión en proyectos de reducción de emisiones o captura de carbono. Esta certificación es especialmente relevante para empresas que buscan alcanzar la neutralidad climática.

2. Certificación de CO2 calculado: Se certifica la cantidad total de emisiones de GEI y CO2 generadas por la actividad de la empresa, expresada en toneladas. Esta certificación proporciona una imagen clara del impacto ambiental de la empresa y sirve como punto de partida para la implementación de medidas de reducción.

3. Certificación de CO2 reducido: Se certifica la reducción de emisiones de GEI lograda por la empresa en un período determinado, generalmente un año, en comparación con un año base. Esta certificación reconoce el esfuerzo de la empresa en la reducción de su impacto ambiental y la impulsa a seguir mejorando.

Pasos y requisitos para obtener la certificación de la huella de carbono en España

El proceso de certificación de la huella de carbono en España consta de los siguientes pasos:

1. Elección del alcance de la certificación: Es importante definir qué tipo de emisiones se van a incluir en el cálculo de la huella de carbono (alcance 1, 2 y/o 3).

2. Recopilación de datos: Se deben recopilar datos precisos sobre las actividades de la empresa que generan emisiones de GEI, como el consumo energético, los viajes, la gestión de residuos, etc.

3. Cálculo de la huella de carbono: Se utilizan metodologías reconocidas internacionalmente, como el GHG Protocol, para calcular las emisiones de GEI de la empresa. Es en este punto donde herramientas como Manglai, especializadas en el cálculo de la huella de carbono bajo el estándar GHG Protocol e ISO 14064, pueden ser de gran utilidad. Sus funcionalidades permiten calcular las emisiones de carbono en tiempo real para los alcances 1, 2 y 3, clasificar y gestionar datos de forma inteligente, e incluso analizar y clasificar facturas de forma automática mediante IA.

4. Selección de un organismo certificador: Es importante elegir un organismo acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para asegurar la validez de la certificación.

5. Auditoría de verificación: El organismo certificador realizará una auditoría para verificar la información proporcionada por la empresa y asegurar que se han seguido los procedimientos adecuados.

6. Emisión del certificado: Una vez superada la auditoría, el organismo certificador emitirá el certificado de huella de carbono.

En cuanto a los requisitos, la empresa debe contar con un sistema de gestión ambiental implementado, disponer de datos precisos sobre sus emisiones de GEI y cumplir con los requisitos del organismo certificador.

Casos de éxito en empresas certificadas en España

Son muchas las empresas españolas que han comprendido la importancia de la certificación de la huella de carbono y han implementado con éxito estrategias de reducción de emisiones.

BBVA, por ejemplo, ha apostado por la inversión en infraestructuras sostenibles y la eficiencia energética para reducir su impacto ambiental.

Bankia ha destacado por su apuesta por las energías renovables en su suministro eléctrico, logrando una excelente calificación en el CDP Climate Change.

Endesa, por su parte, se ha comprometido a reducir progresivamente sus emisiones de CO2 a través de la innovación en la generación y el uso de energía eléctrica.

Estos casos de éxito demuestran que la certificación de la huella de carbono no solo es posible, sino que también es beneficiosa para las empresas que buscan un futuro más sostenible.

Manglai: tu aliado en la gestión de la huella de carbono

En este proceso hacia la descarbonización, contar con las herramientas adecuadas marca la diferencia. Es aquí donde Manglai se posiciona como la solución de referencia para las empresas que buscan medir, reducir y certificar su huella de carbono.

Nuestras funcionalidades, diseñadas bajo los estándares del GHG Protocol e ISO 14064, permiten:

  • Calcular las emisiones de carbono en tiempo real para los alcances 1, 2 y 3.
  • Clasificar y gestionar datos de forma inteligente, incluyendo el análisis y clasificación automática de facturas mediante IA.
  • Definir escenarios de descarbonización personalizados alineados con los objetivos medioambientales de la empresa.
  • Generar planes de reducción de emisiones mediante IA, adaptados al sector, tamaño y particularidades de cada empresa.
  • Acceder a una red de partners de descarbonización con descuentos exclusivos.
  • Generar informes GHG auditables por terceros, así como informes personalizados para la concienciación de empleados y stakeholders.
  • Obtener asistencia experta durante todo el proceso de certificación, incluyendo el análisis regulatorio y la gestión de la certificación MITECO.

En definitiva, Manglai se presenta como un aliado estratégico para las empresas que buscan liderar el camino hacia un futuro más sostenible, proporcionando las herramientas y el apoyo necesarios para medir, reducir y certificar su huella de carbono de forma eficiente y transparente.