Navegando el panorama de las normativas ambientales en 2024

Las normativas ambientales no son meros obstáculos burocráticos, sino las directrices que nos impulsan hacia un futuro más sostenible. Son la hoja de ruta hacia una economía baja en carbono y un planeta más saludable. El año 2024 trae consigo una serie de modificaciones significativas en el panorama regulatorio que las empresas deben conocer y, más importante aún, saber aplicar eficazmente.

Adaptarse para avanzar: Cambios clave en las normativas ambientales para 2024

Ignorar las nuevas normativas no es una opción. El incumplimiento puede acarrear consecuencias legales y sanciones económicas severas, llegando hasta el 5% de los ingresos de una empresa. Afortunadamente, existen herramientas, como las soluciones SaaS especializadas en la medición de la huella de carbono, que facilitan la adaptación a estos cambios. Plataformas como Manglai, con su enfoque en el protocolo GHG e ISO 14064, se posicionan como aliadas estratégicas para las empresas que buscan navegar con éxito este nuevo escenario regulatorio.

Mayor transparencia y alcance: Modificaciones en la CSRD

La Directiva de Sostenibilidad Corporativa (CSRD) experimenta cambios sustanciales en 2024, con un enfoque claro en la transparencia y la ampliación de su alcance.

Informes de sostenibilidad más completos y exigentes

La CSRD exige ahora informes de sostenibilidad más exhaustivos, tanto para grandes empresas como para pymes. Estos informes deben detallar las estrategias implementadas para lograr la sostenibilidad, permitiendo a la Comisión Europea evaluar la efectividad de las acciones en relación con los objetivos ambientales.

Mayor número de empresas obligadas a reportar

Se amplía el número de empresas obligadas a presentar informes de sostenibilidad, incluyendo a todas aquellas con más de 500 empleados. Estas empresas deberán elaborar informes detallados sobre sus planes de reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI), los cuales serán publicados en 2025. Esta medida busca impulsar el compromiso empresarial con la reducción de emisiones y la lucha contra el cambio climático, con el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5°C.

Estandarización para una acción global: Cambios en los ESRS

Los Estándares Europeos de Reporte de Sostenibilidad (ESRS) son un conjunto de normas que se alinean con la Iniciativa de Reporte Global (GRI). Con cerca de 2.000 requisitos que abarcan aspectos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG), los ESRS representan un desafío para muchas empresas.

El papel de EFRAG como guía

Para facilitar la comprensión e implementación de los ESRS, la organización EFRAG brinda asesoramiento especializado. EFRAG ayuda a las empresas a comprender las directrices específicas de cada estándar y a elaborar informes que cumplan con los requisitos.

Doble materialidad e información de la cadena de valor: Puntos clave

Dos conceptos cruciales dentro de los ESRS y la CSRD son la "doble materialidad", que implica considerar tanto el impacto de la empresa en el entorno como el impacto del entorno en la empresa, y la "información destacada acerca de la cadena de valor", que obliga a las empresas a analizar y reportar los impactos sociales y ambientales a lo largo de toda su cadena de suministro.

Combatiendo el "greenwashing": La normativa Green Claims

Con el objetivo de combatir el "greenwashing" y proteger a los consumidores de información ambiental engañosa, la normativa Green Claims establece nuevas reglas para la utilización de etiquetas ambientales.

Hacia una información más clara y transparente

La proliferación de etiquetas ambientales, con más de 200 en la actualidad, ha generado confusión entre los consumidores y restado valor a los sellos oficiales. La normativa Green Claims busca simplificar este panorama y garantizar que la información ambiental proporcionada sea clara, precisa y verificable.

Empoderando al consumidor con información relevante

A partir de febrero de 2024, la normativa obliga a las empresas a facilitar información crucial para los consumidores, como la durabilidad del producto y su reparabilidad. Esta información, que puede ser incluida en el sitio web del producto, empodera al consumidor para tomar decisiones de compra más sostenibles y alargar la vida útil de los productos.

Diligencia debida en sostenibilidad: Aplicación de la CSDDD

La Directiva de Diligencia Debida en Sostenibilidad Corporativa (CSDDD), aunque actualmente en pausa a la espera de la mayoría de votos en la UE,  traerá consigo cambios significativos en la forma en que las empresas abordan los derechos humanos y el impacto ambiental.

Abordando el impacto real y potencial de las empresas

La CSDDD obligará a las empresas a identificar, prevenir, mitigar y rendir cuentas de su impacto en los derechos humanos y el medio ambiente. Esta obligación se extiende a lo largo de toda la cadena de valor, incluyendo filiales y proveedores.

Gestión de residuos: un aspecto crucial

La gestión de residuos, un elemento esencial en la reducción de la huella de carbono, ocupa un lugar destacado en la CSDDD. Las empresas deberán analizar y optimizar sus procesos de gestión de residuos para minimizar su impacto ambiental.

Adaptarse para prosperar: La importancia de la acción proactiva

Las nuevas normativas ambientales representan un desafío, pero también una oportunidad. Las empresas que adopten una actitud proactiva, aprovechando las herramientas tecnológicas disponibles y adaptando sus estrategias a tiempo, estarán mejor posicionadas para prosperar en un futuro marcado por la sostenibilidad.